En los últimos tiempos el GDS predominante en España viene apreciando que paralelo al cierre de oficinas “también abren de forma particular empleados despedidos y que tienen una cartera de clientes. Lo que vemos para el medio plazo son consultores que trabajarán desde casa, como ya ocurre en EEUU”, revela el director general de Amadeus para España, Paul de Villiers.amadeus gds, agentes libres

“El trabajo se hace desde casa, y se elimina el gasto de estructura. Operan y operarán así agentes que ya tiene clientes y que conectado a un GDS puede ofrecer un servicio similar en base al que ha venido dando en su oficina”, explica el directivo sudafricano afincado en España.

Paul de Villiers también habla de reuniones informales entre varios potenciales clientes de un mismo destino de larga distancia, que están organizadas por algunos de los agentes de este tipo, y que se trata de una fórmula que en Estados Unidos está creciendo y a la que el ejecutivo de Amadeus le ve recorrido en España durante los próximos tiempos.

“Hay 1,36 agencias en España por cada diez mil habitantes, frente a una por cada diez mil en Francia y el Reino Unido. Y ello, teniendo en cuenta que en los últimos cinco años, un tercio de las agencias ha desaparecido. Lo lógico es que la cifra de España vaya ajustándose a la de sus vecinos europeos”, expone el director general para España del GDS.

A su juicio, una oportunidad que tienen las agencias para captar nuevos ingresos es mediante los conocidos como ‘extras’. Como ejemplo pone cuando “una agencia sabe que un vuelo tiene retraso, puede ofrecer a su cliente un bono para ir a la Sala VIP”.

“En 2007, los ‘ancilliary’ supusieron 1.700 millones de euros y en 2011, 18.000 millones. Este año serán unos 21.000 millones” remarca el directivo. Sobre el estándar que la IATA requirió a los GDS para que todas las aerolíneas puedan vender sus ‘extras’ en las agencias, Paul de Villiers afirma estar “trabajando en ello”.

“El mundo aéreo está muy estandarizado, y no tanto el hotelero. El mismo problema tenemos con los touroperadores, ya que cada uno modifica su producto de forma diferente”.

El directivo considera que la clave del éxito de su compañía es la diversificación. “Nos hemos expandido. Una línea aérea que se conecta a Amadeus tiene su producto distribuido a 192 países”, detalla. “Nuestro negocio viene de las economías de escala. Y de la gestión financiera inteligente. Nuestro presidente es el anterior CFO”.

Para el futuro aventura que “de aquí a 10 años va a crecer mucho la alta velocidad ferroviaria en Europa”. A medio plazo revela que “no nos vamos a meter en el management de las aerolíneas. Donde nos meteremos en el IT del aeropuertos”.

“Nuestra cuota de mercado mundial es del 38 por ciento”, destaca. En 2011 ganó un uno por ciento en cuota de GDS, frente a sus competidores Travelport y Sabre. En España la cifra es ostensiblemente superior. El año pasado, Amadeus amplió su margen bruto hasta el 38,4 por ciento, frente al 37,6 por ciento del año anterior. Con 2.707 millones facturados, logró un ebitda del 1.039 millones de euros. Este octubre celebra su 25 aniversario.

Hablemos

Contacta