Interés

El sector del turismo ingresa 1.800 millones menos por la pérdida de dos millones de pasajeros aéreos

“La subida de tasas aéreas está teniendo efectos demoledores sobre el turismo español”, ha asegurado el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, quién apuntó que solo entre octubre y noviembre del año pasado se perdieron otros 2,5 millones de pasajeros aéreos.

El ‘lobby’ turístico ya avisó en octubre que la subida de tasas aéreas afectaría al 77% de las entradas de turistas extranjeros al año, un impacto que también se nota en el turismo nacional –que supone el 50% de la actividad turística– ya que el 40,5% de los españoles que vuelan internamente lo hacen por vacaciones.

“Ante la debilidad de la demanda si introduces sobrecostes por política administrativa se encarece el precio final del viaje, lo que disuade aún más la intención de viajar”, opinó.

A la espera del balance final de Semana Santa, antesala de la época estival que apenas supone hoy el 2% de la actividad turística anual, la demanda interior seguirá siendo “floja”, con una “ocupación muy baja”, tras una caída del 25% de las reservas hoteleras, con respecto a los años de bonanza.

turismo de semana santa

“La tendencia clara es preferencia por los viajes de proximidad, a casas de amigos, decidiendo el destino en el último momento y con la propensión a un gasto mejor en el destino”, explicó Zoreda, lo que influye negativamente en la rentabilidad del sector.

Las agencias de viajes apenas gestionan actualmente el 12% de los viajes de los españoles, que concentran cada vez más su actividad vacacional en el verano.

Ante este panorama, muchos hoteles no abrirán esta Semana Santa y esperarán a hacerlo a finales de abril, cuando los touroperadores extranjeros muevan las primeras reservas, por lo que dicho mes también se augura “malo”.

A esto se añade, que los españoles tampoco suelen viajar en mayo y junio, por lo que se espera que aquellos que no hayan podido escaparse estos días reserven su presupuesto para el verano, lo que sería positivo de cara a la temporada alta. Solo en febrero, los turistas españoles redujeron un 14,4% sus viajes, según el último indicador de la encuesta Familitur.

Bajar precios es ya “insostenible”

Por todo ello, las empresas turísticas en los destinos más dependientes de la demanda interna están sorteando las mayores dificultades. “Los márgenes están cayendo en estos destinos por eso, aunque bajar los precios es ya insostenible, para algunos empresarios es la única solución a la desesperada de hacer caja y malvender una habitación”, advirtió.

“Este año en Baleares, especialmente en Mallorca e Ibiza, la temporada turística será muy buena, por la demanda extranjera, así como los destinos de costa”, auguró.

En Canarias, en cambio, “la temporada será peor por la contracción de la demanda nacional”, en un destino en el que la demanda nacional por el incremento de los costes por las tasas aéreas y la reducción de la oferta de aerolíneas “ha fallado en épocas tradicionalmente buenas como Navidades”.

Zoreda apuntó que destinos como Túnez o Turquía, competidores directivos de España como destino turístico, cuentan con tasas aéreas más baratas. “Es probable que la demanda extranjera crezca este año, gracias a mercados alternativos como Rusia y Países Nórdicos, pero no parece que ocurra lo mismo con el turismo nacional”, advirtió.

Plan de reactivación del turismo nacional

Para atajar la dependencia de ciertos destinos a la demanda nacional, Exceltur abogó a corto plazo por una gran campaña de promoción interna y un plan de reactivación del turismo español, en colaboración con las comunidades autónomas, que tienen las competencias en materia turística transferidas.

Desde Exceltur se ha pedido al Gobierno que suavice al máximo los sobrecostes que puedan proceder de políticas turísticas y que facilite el acceso a los créditos para el sector ampliando las líneas de financiación ICO existentes, ya que “la falta de crédito retroalimenta la tendencia de bajada de precios para captar clientes”.

No obstante, indicó que mientras la demanda nacional no se recupere, lo que ante las circunstancias económicas actuales “no ocurrirá de la noche a la mañana”, el sector afrontará unos “años de transición complicados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *