Interés

Globalia se declara en guerra con Barceló

El cierre de ventas de Globalia a Barceló amenaza con efectos poco favorables para ambos, dada la variedad de actividades en la que los dos gigantes tienen acuerdos.

Juan José Hidalgo, está enfurecido con el consejero delegado de Barceló, Gabriel Subías, y con Fernando García Rascón, su antiguo director de Viajes Halcón y actual asesor de Barceló,

A uno lo señala de intentar conseguir “en unos meses lo que nosotros en Globalia hemos tardado 20 años en conseguir, ser el primer grupo turístico español”. Y al otro de aprovechar 18 años en Globalia para llevarse los mejores trabajadores de Viajes Halcón a Viajes Barceló. “Nos está tocando al personal y llevándose delegados regionales”, señala Hidalgo.

juan jose hidalgo presidente globalia

A causa del malestar del presidente de Globalia, la ruptura comercial con Barceló se produjo el 04/04/2013, cuando emitió un comunicado interno prohibiendo a Travelplan que venta a través de Viajes Barceló, y a Halcón que venda el producto de los turoperadores del grupo Barceló, LaCuartaIsla, Quelónea y Jolidey.

Fue Hidalgo padre quien dio directamente la orden en uno de esos arrebatos tan característicos en él. Sus primeros espadas advirtieron inmediatamente el obstáculo que una decisión así suponía para lograr sus objetivos para este año. Tanto para las agencias, pero sobre todo para el touroperador y la aerolínea.

Travelplan pierde con esta medida de cerrar ventas la comercialización de su producto en los cerca de 700 puntos de venta de Barceló Viajes, entre los que se encuentran los más rentables de la desaparecida Viajes Iberia o Vibo, con claro enfoque en el vacacional.

Barceló, por su parte, aunque para la larga distancia el acuerdo es con Pullmantur Air, se expone a que sus mayoristas Quelónea, Jolidey y LaCuartaIsla no se vendan en las alrededor de 1.300 oficinas de Halcón, aunque el volumen que supone la rama de touroperación de ambos grupos diste todavía.

Una ruptura a la que desde Barceló intentan quitar hierro, asegurando que se solucionará “en breve hablando y negociando”. Pero Hidalgo no está de acuerdo y asegura que “hemos roto relaciones con Barceló por muchos motivos. Esta ruptura no tiene arreglo con conversaciones, negociaciones, ni nada. Vamos actuar como sea necesario para contrarrestar lo que nos están haciendo”. Y por si hay dudas, añade: “Van diciendo que somos amigos. No lo somos. Somos enemigos”.

Y en cuanto al objetivo de Barceló de ocupar el hueco de Orizonia en el Caribe con sus turoperadores y las plazas de Orbest, en clara competencia con Globalia, Hidalgo señala que Barceló “quiere operar desde España al Caribe y América en general con una compañía aérea portuguesa. Y dicen que lo van a hacer ya mismo. Pero tendrá que sacar los oportunos permisos y licencias, y eso no se consigue de la noche a la mañana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *