Interés

¿Y si montas una agencia de viajes por el espacio?

Visitar el espacio y ver el universo de tu a tu únicamente era posible en las películas de ciencia ficción o bien se trataba de una experiencia en exclusiva para los astronautas profesionales. Ha dado comienzo una nueva era, la del turismo espacial.

Hasta día de hoy muy pocas personas han sido tan afortunadas de hacer un viaje espacial, pero las empresas ya trabajan en una variada oferta de vuelos y salidas al espacio exterior. Algunas frases  memorables que incitan al turismo espacial son:

“Acabo de regresar del paraíso pese a estar agotado, sudoroso y tan débil que no pude salir de la cápsula Soyuz por mi propio pie como sí lo hicieron mis compañeros”. Dennis Tito, primer turista espacial.

“La vida en el espacio era algo mágico”. Mark Shuttleworth, turista espacial.

“Espero que mi viaje a la Estación Espacial Internacional incite a la juventud a soñar a lo grande”. Gregory Olsen, turista espacial.

“De momento este viaje alucinante está reservado para los astronautas profesionales, pero esto no quiere decir que en el futuro no se pueda admitir a cualquiera en este tipo de vuelos”. Pedro Duque, astronauta.

“Creemos que ha llegado la hora de crear un mercado para que empresas privadas transporten tanto carga como seres humanos entre la Tierra y la órbita baja de nuestro planeta”. Norman Augustine, miembro del Comité de Revisión del Plan de Vuelos Espaciales Humanos de Estados Unidos (Comité HSF).

“Las empresas europeas están en condiciones de ofertar proyectos tecnológicos que tengan que ver con el turismo espacial”. Pedro Duque, astronauta.

Se conoce que ya se puede reservar a través de Destinia viajes espaciales por aproximadamente 120.000 $, la experiencia estará disponible a partir de finales de 2014. El programa consiste en un entrenamiento teórico y práctico, 2 noches de alojamiento, trasnporte desde el hotel al puerto espacial y viceversa, chequeo médico y análisis, merchandising de la experiencia, fiesta post gravitacional y “alas de astronauta” como reconocimiento.

 

A un nivel  más asequible se puede optar por la experiencia de la ingravidez, experimentar con la gravedad cero es posible desde 4.200 € aproximadamente. La experiencia “Zero G” es un programa de un día de duración en el que el turista espacial podrá conocer cómo es el espacio así como las aplicaciones de los vuelos ingrávidos de manos de un veterano astronauta. El turista espacial aprenderá, asimismo, a aprovechar al máximo su tiempo en estado de gravedad Zero y recibirá un certificado acreditativo.

La experiencia ingrávida consiste en subir a bordo de un Boeing adaptado para esta experiencia con una tripulación experiementada en este tipo de entrenamiento.

Una vez abordo, el avión se elevará hasta unos 10.000 mts. (10Km) de altitud y, en una maniobra controlada se dejará caer formando una parábola para inducir asi, dentro de la cabina , la gravedad marciana (1/3 de tu peso), lunar (1/6 de tu peso) o ingravidez total (más ligero que una pluma).

Un equipo de fotográfos y cámaras acompañarán a los viajeros espaciales para filmar e inmortalizar los momentos de flotación, y una fiesta re-gravitación esperará en tierra a todos los participantes del vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *