Dicen los más pesimistas que la situación económica va mal en China. Que ya no es lo que era antaño y que quedaron atrás los crecimientos anuales de dos cifras (este año se espera que sea “solo” de un 7%, que ya les gustaría a muchos países). Sin embargo, el país si que se mueve. Solo tenemos que buscar un poco en la red para darnos cuenta de que el comercio interior fluye, de que los mercados no paran de vender y de que el sector de la construcción siguen moviéndose. Y uno de los motores más fuertes de esa economía dinámica es el turismo.

c170173622a511c299221b1f7cc90991

En 2011, China anunció que ya era el “tercer mercado turístico más importante del planeta”, gracias a los seis billones de yuanes (738.400 millones de euros) de sus ingresos totales de turismo receptivo y emisor en los cinco años anteriores. Y la tendencia se mantiene hasta hoy.

Unos 120 millones de turistas chinos visitaron destinos fuera de sus fronteras, una cifra que según las previsiones del Consejo Mundial de Turismo y Viajes crecerá hasta los 500 millones en 2025.
Pero la masa principal de turistas chinos se sigue moviendo dentro de sus fronteras sin salir al exterior. Según el National Bureau of Statistics of China, dentro del país se produjeron en 2012 (últimas cifras que he podido manejar) unos 3.000 millones de viajes frente a 132 millones de turistas extranjeros que visitaron China.

Con todo, se espera que 2015 acabe con un incremento de un 14% en los viajes internacionales de los chinos. Y el gasto por persona se ha elevado a 36.900 yuanes (5.500 €), un 23% más que en 2014.

El turista chino está cambiando. Aún sigue prefiriendo viajar en grupo, seguramente por falta de experiencia y en el extranjero por la dificultad del idioma y las costumbres, pero cada vez hay más viajeros independientes que se organizan vía internet y se guían a través de apps en móviles y otros dispositivos. Es un nuevo turista chino más joven, más rico, más preparado.

Mientras tanto, en China proliferan las ferias y congresos dedicadas a los viajes y el turismo. Normalmente hay varias en cada provincia, y la República Popular China tiene 23 provincias, 5 regiones autónomas, 4 municipios bajo jurisdicción central (o municipalidades), y 2 regiones administrativas especiales, con un total de 1.367.820.000 habitantes censados oficialmente.

El pleno del Comité Central del PC, reunido durante cuatro días del pasado mes de octubre en Pekín, acordó un cambio de modelo económico que abandone paulatinamente la dependencia de las exportaciones para pasar a basarse más en el consumo interno y la innovación tecnológica propia. No quieren depender del extranjero en un momento en el que las crisis económicas salpica a casi todo el mundo.

El China International Travel Mart, por ejemplo, es la mayor feria de este tipo de toda Asia. En un fantástico centro de convenciones de 50.000 m² se dieron cita 2.427 expositores y más de 80.000 compradores de 31 provincias chinas y 106 países.

Hablemos

Contacta