La importancia de un catálogo de viajes impreso, como herramienta del mayorista para promocionar y proveer de material de consulta al agente minorista, a la agencia de viajes en el extranjero, por su practicidad y por la firme costumbre que el mercado, hace que todavía no prescindamos del papel.

En los sistemas de reserva en línea, hablando de cualquier modalidad de venta como la mayorista y la minorista, se encuentran el itinerario, la información de los hoteles, del destino, tipos de habitación, extensiones de los circuitos, regímenes de alimentos, excursiones incluidas, y demás detalles del viaje. Se encuentran de forma explícita y al alcance de cualquier usuario profesional asociado a éstos mayoristas, exactamente con la misma información, y como en el caso de los sistemas de Conecta Turismo, con funcionalidades e interacción que facilita la cotización, presupuesto, y reserva en línea.

No es defendible la idea de decantarse en exclusiva por una u otra manera de hacer llegar el catálogo, no está bien trabajar solamente en papel, pero tampoco abandonarlo y sustituirlo por la web al 100%.

La calidad del papel, el gramaje, la técnica de impresión, incluso el olor a papel nuevo, son características que se perciben con más de un sentido, y que convencen, o al menos, representan lo que significan los viajes contenidos. La página web, perceptible por la vista, debe mantener en este sentido la proyección de la imagen de marca que se quiere dar, pero su función principal es aportar practicidad y ventajas competitivas.

Obviamente hay obligaciones como mayorista, turoperador, receptivo, o cualquier otro modelo de venta de profesional a profesional. La visita a clientes cada cierto tiempo, el brindar los catálogos, hablar sobre cómo se presenta la siguiente temporada, las novedades, incluso el comentar los chismes del sector, todo ello, forma parte del ritual tradicional aceptado y exigido, para ser reconocido como empresa seria, respetable, y de calidad.

La tendencia es cada vez más incisiva en el ámbito digital, cada vez más mayoristas y turoperadores cuentan con sistema de reservas en línea, con una web de calidad, incluso con aplicaciones basadas en las herramientas de reserva en línea.

El catálogo impreso, en distancias cortas, enamora, como lo hacen el buen perfume y la ropa bonita. El catálogo digital, en un sistema de reservas, hace que la relación se mantenga y vaya a más, como cuando en las redes sociales no dejas de ver el perfil de la persona que te gusta.

En Conecta Turismo hacemos extensiva la calidad de los catálogos mediante sistemas de reserva en línea, lo cual será más necesario con cada nueva generación de agentes de viajes trabajando en el mercado. Pensando en el personal laboral de ambos lados, tanto del mayorista con sus habitualmente flamantes comerciales, como del lado de la agencia, nuevas generaciones serán colegas contemporáneos, y lo práctico reinará sobre lo tradicional.

Ahora bien, las preguntas que hay que hacerse al respecto, son:

– ¿A quién le vendo a día de hoy?

– ¿A quién le venderé el día de mañana?

– ¿Qué es práctico en el presente?

– ¿Qué será práctico en el futuro?

– ¿Hay nuevas generaciones tomando el relevo dentro de mis clientes agencias de viajes?

– ¿Mi competencia apuesta por el entorno digital?

– ¿Cómo me conocerán y se informarán de mis viajes cuando no tenga opción de entregar catálogos?

En base a dichas respuestas, habrá que discernir entre si merece la pena continuar con los catálogos de manera impresa, si es mejor mantener catálogos impresos pero llevarlos a un entorno digital con motor de reservas, o si definitivamente se abandona el catálogo impreso.

Como se ha comentado, la radicalidad en esta decisión no es aconsejable, pues lo que para unos es visto con buenos ojos, para otros puede ser visto como una falta de seriedad. Si de repente dejan de recibir su ansiado catálogo impreso, puede que se olviden de tus viajes y ni siquiera accedan a la web para curiosear. Y si no hay web donde informarse a cualquier hora, reservar, y recibir confirmación en línea, puede que duden de la eficiencia del mayorista a la hora de gestionar reservas de confirmación inmediata, y la venta se vaya para quien sí tenga confirmación en línea.

Indiferentemente de la opción que se tome como válida para cada turoperador, pues cada quien sabe cómo funciona su mercado, no aconsejamos tener los catálogos únicamente en PDF en la web (al menos no solamente tener una web con catálogos en PDF sin sistema de reservas). Y el motivo es que, si ya estás dando catálogos impresos, es porque seguramente tienes salidas programadas, cosa que perfectamente se puede integrar en un motor de reservas de viajes, y que entonces, plantea la siguiente duda: ¿Por qué motivo hacer lo mismo en el mundo material que en el mundo virtual? Estaría desaprovechando las posibilidades que brinda el entorno digital.

Cualquiera que sea la reflexión, nos encanta brindar apoyo y servicio a los mayoristas, cuenten o no con catálogo físico, para llevar a la red de redes esos genuinos viajes que a día de hoy no cuentan con la visibilidad y alcance que deberían tener.

Hablemos

Contacta