A diferencia del escaso protagonismo que tuvo el Turismo en los programas elaborados con vistas a las últimas elecciones autonómicas, la mayoría de partidos que concurren a las generales de 20-D dan gran relevancia a un sector que contribuye de manera decisiva al PIB. Solo Podemos lo relega a un segundo plano.

urna_elecciones_2015_4

El Partido Popular (PP), recuerda en primer lugar que en esta última legislatura ha logrado dar la vuelta a la tendencia que venía experimentando el Sector con «una estrategia coherente de medio y largo plazo». «Ésta se articuló, fundamentalmente, a través del Plan Nacional e Integral de Turismo, cuyas medidas han alcanzado un importante grado de ejecución del 88%», explica.

El partido que lidera Mariano Rajoy apuesta por una continuidad en la que se impliquen «todos los niveles de la Administración y el sector privado». Entre sus propuestas, destaca la adopción de una Estrategia Anual de Cooperación y de una imagen común del destino España. En este mismo sentido, afirma que «garantizaremos la sostenibilidad medioambiental de nuestro modelo de Turismo, priorizando la recuperación de zonas degradadas o abandonadas».

Por otro lado, comentan que entre sus objetivos esenciales para los próximos cuatro años está la modernización de los destinos maduros. «El sector público apoyará proyectos en los que se realicen, de forma simultánea y coordinada, las inversiones necesarias para la renovación de los distintos elementos que conforman el valor de un destino», dice. Para ello se creará la línea de financiación ‘España Inversión Turismo’, que aprovechará la mejora de las condiciones de financiación de la economía española con el fin de modernizar las infraestructuras turísticas.

El PP también se compromete a hacer «especial énfasis en el incremento de la calidad percibida, tanto de cara al turista nacional como al internacional». Para ello potenciará el Sistema de Calidad Turístico Español. También destaca entre sus objetivos la puesta en marcha de una política de promoción que permita llegar al turista digital y abrir nuevos mercados, así como la mejora de la promoción a través de Spain.info.

Ciudadanos y su propuesta de contener el consumo colaborativo

Ciudadanos, incluye en su programa el desarrollo de un Plan Estratégico de Turismo en el que se hará especial hincapié en la captación de nuevos mercados y segmentos. Al igual que el resto de partidos, apuesta por utilizar las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones para llegar al turista digital. También se fija entre sus prioridades fomentar la estructura de TurEspaña «como escaparate nacional y ampliar sus recursos en el extranjero, incentivar la cooperación entre el sector privado y el público, potenciar la competitividad del Sector español con criterios de calidad y promover la colaboración entre Comunidades y municipios para extender la promoción cultural y gastronómica».

En esta línea, se compromete a fomentar nuevos productos relacionados con el patrimonio cultural y artístico. Finalmente, entre algunas de sus propuestas, destacan la importancia de analizar y ofrecer soluciones regladas en el actual escenario del Turismo colaborativo «como reconocimiento de una realidad impuesta que necesita ordenamiento».

El nuevo modelo del PSOE

El PSOE, por su parte, afirma que su pretensión es hacer «una política de Estado para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo turístico». En primer lugar, apuesta por avanzar en una política turística más transversal y colaborativa, estrechando para ello la colaboración del sector público con el sector empresarial y el conjunto de los agentes sociales. También se fija como objetivo principal apostar por el conocimiento y el talento, promoviendo la cultura de la innovación en el sector. En este punto hace especial atención en la importancia de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector privado.

En referencia al programa de Turismo del Imserso, el grupo socialista se compromete a su fortalecimiento. Así, incide en que éste «permite el acceso al ocio a las personas mayores a unos precios razonables, permitiendo al mismo tiempo unos claros retornos económicos y laborales». Paralelamente, se marca como objetivo «impulsar, en el marco de la Unión Europea, un programa comunitario de Turismo cultural y social que permita la movilidad entre países de las personas mayores, lo que supondrá un apoyo a la demanda turística de los diferentes Estados miembros».

Por otro lado, pretende promover el cambio en las estructuras y los modelos de gestión actuales, implementando nuevas fórmulas, en línea con la creación de entes gestores más ágiles, profesionales y eficientes de naturaleza mixta (participación público-privada). Asimismo, con el objeto de revalorizar la oferta turística, apuesta por contribuir al desarrollo de productos de mayor valor añadido y capacidad desestacionalizadora. También incluye entre sus medidas el aumento de los recursos y esfuerzos encaminados a actualizar y llevar adelante la nueva estrategia de marketing de España acordada con el sector privado y las Comunidades autónomas.

Podemos y la sostenibilidad

Finalmente, Podemos lleva en su programa la puesta en marcha de un plan de sostenibilidad del Turismo que establezca «las bases para el desarrollo de un nuevo modelo turístico para España y para cada una de las Comunidades y municipios». Se creará mediante acuerdos con los distintos agentes y en un horizonte temporal de 15 años. Paralelamente, apuesta por el establecimiento de un nuevo marco regulador del Turismo en relación con su impacto medioambiental, cultural y social mediante la creación de la etiqueta verde, impulsada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en colaboración con todos los agentes implicados.

Hablemos

Contacta